lunes, 26 de julio de 2010

Cuento: El Rey... David Acevedo... (de Carlos Alberto Sueldo)

El Rey...David Acevedo...

La juventud es un divino tesoro, que nos hace vibrar fundamentalmente por los sentimientos. Recuerdo que corría el año 1957, y un vecino de la calle Patagones casi San Isidro debutaba en la primera de Independiente, yo tenía trece años y era hincha de River, pero tener a un jugador de primera a la vuelta de mi casa era todo un acontecimiento, sobre todo cuando salió en los diarios nacionales con su sobrina Rosita. Yo vivía en San Isidro 5291, entre Dante Alighieri y Patagones, frente al "Campito de Chile", y estaba muy impresionado e ilusionado con el vecino ilustre, se trataba del que luego fuera el conocido crack del club "Rojo", o sea que yo viví toda mi primera juventud al ritmo de lo que le pasaba a David Acevedo, y su ritmo fue intenso, tanto que salió campeón casi de todo, y hasta llegó a la selección nacional. Quien podría olvidar su Falcon Futura celeste, que estacionaba a la sombra del paraíso de la esquina de su casa, después de lavarlo y lustrarlo incansablemente. Quien podría olvidar ese: "Hola chicos", que a nosotros (a mis amigos y a mi) nos hacía importantes. Quien podría olvidar las críticas de los vecinos, especialmente las del club Sol de Oro, donde él se había formado, que incluso tenía en sus paredes una foto del pequeño Acevedo con la camiseta azul y oro del club, que afirmaban que su hermano "el canoso" era mejor que él, en fin, lo de siempre, Borges no puede vivir al lado de mi casa.
Hoy ya no tengo trece años, ni vivo en Villa Domínico, pero como dijo Albert Camus: "La patria es la infancia". Y mi infancia fue Domínico, y a ese Domínico le brindo mis respetos, a ese Domínico de la escuela 43, a ese Domínico del final de Gatica, que veía y saludaba cuando iba como él a comprar el pan a la panadería "La Mirtita" de San Isidro casi esquina Adrogué, a ese Domínico de los campeonatos de fútbol en el "Campito de Chile", a ese Domínico del club Sol de Oro donde jugué y gané una medalla, a ese Domínico del club Renacimiento donde también jugué, a ese Domínico del club checo El Sokol, donde hice gimnasia, a ese Domínico de la escuelita Sparta donde jugué al voleibol y estuve federado, a ese Domínico del cine San Martín de la calle San Vicente, a ese Domínico de la Sociedad de Fomento al lado del cine donde hice el preescolar, a ese Domínico de la iglesia San José y del padre Castro donde tomé mi primera comunión, a ese Domínico de las inundaciones, donde muchas veces al levantarnos teníamos el agua a los pies de la cama, a ese Domínico de mi abuela y de mi mamá que ya no están, a es Domínico que tampoco está, a ese Domínico de nuestra infancia, a ese Domínico de David Acevedo, que para nosotros (los chicos) fue un rey,...El Rey...David Acevedo...

Fin

Biografía del autor:
Carlos Alberto Sueldo: vecino de Villa Domínico, se fue en 1970, a los 25 años, hoy tiene sesenta y cinco. Jugó al baby fútbol en Renacimiento. Vivía en San Isidro 5291, frente al "Campito de Chile", a la vuelta del "Negro" Acevedo, al lado de la casa de "Tachero" y fue amigo de los Brunda, Kobliha, el "Negro" Saverio, Ángel el "gallego del bazar", Roberto Raffa y otros...Los más cercanos le decían "Sívori", pero no porque jugara como el "Cabezón", sino porque nunca se sacaba la camiseta de la banda. La nostalgia del barrio, luego de la muerte de Raffa (falleció en el 2008), lo lleva como a Marcel Proust "En busca del tiempo perdido"
Junto al "Leoncito" Cámpora, jugó en el equipo llamado Armonía, que lo dirigía el "Negro" Fucarino, y donde también jugaba el "gallego" Ángel del bazar.
Hoy vive en Berazategui, y se dedica al periodismo filosófico regional (www.realidadweb.com.ar).
                                      Tachero y Carlos Alberto Sueldo

2 comentarios:

kungfu-cio dijo...

Carlos.
Acabo de leer tu cuento.
Muy lindo homenaje. Jamás lo vi jugar a David Acevedo. Pero tuve la fortuna de encontrarmelo en el supermercado y hablar con él, ayer domingo y me saqué una foto.
Un grande de enserio.
quería compartir esta anecdota contigo.
Gracias

Abel dijo...

muy bueno Carlos Alberto Sueldo
fue uno de los integrantes del Independiente Campeon de 1960ny 1963
y tambien del plantel Campeon de America 194 y 1965 y sub.campeon del mundo. por ser amigo de varios de sus compañeros (Pepe Santoro, Mura, Bernao, Conigliaro y otros)segui bastante la campaña de Independiente a pesar de ser hincha de Racing.
Me gusto tu forma de contarlo... un abrazo. Abel Angel Fresco - me encontras en elbauldeabel.blogspot.com